© 2016 by CRISTIAN HOLZMANN.

TEATRO

La fotografía teatral tiene un desafío y un encanto particular: no se pueden utilizar flashes, no se puede repetir acciones, no se puede elegir diferentes ángulos, no se puede transitar en la sala o acercarse al escenario, no se puede hacer ruido y, aún así, las fotos deben expresar el clima y la artística de todos los que forman parte de un montaje teatral manteniendo un alto nivel estético fotográfico.